Soul Society paradise

Bienvenidos a la sociedad de almas del manga ^^
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 By Sayuri: Triskel

Ir abajo 
AutorMensaje
Sayuri
Ninja friki
Ninja friki
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 172
Edad : 24
Localización : Inmersa en mi propio mundo de fantasia
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: By Sayuri: Triskel   Sáb Ago 02, 2008 12:49 am

Mis quince años no podían haber empezado peor. Muchos pensareis que con esto estoy exagerando, pero la verdad es que no. Mis padres murieron en un accidente de coche ¿Qué peor regalo se puede esperar en uno de los días mas esperados por ti? Muchas cosas, pero esto es el peor de todos los que puedes recibir. Me llamo Cristine Perault, y aunque parezca que esta vaya a ser una historia desdichada sobre mi vida, no tiene un final triste.
Nací en Paris, pero Irlanda me ha marcado mucho más que Francia, mi país natal.
Cuando recibí la noticia de que mis padres ya no estaban con vida, me pase una semana entera llorando en mi habitación. Mis amigas trataban de consolarme, pero por mucha compañía que me hiciesen no servía de nada. Las heridas de mi corazón seguían sin cicatrizar, y por mucho que quisiese y ansiase que desaparecieran, seguía notando un fuerte dolor en el pecho, como si me faltara algo, y en efecto me faltaba ¿Qué iba a ser ahora de mí? No tenía otra familia que ellos y aunque de todas maneras no quería ir a ningún orfanato, sabia que un día u otro sería mi nuevo hogar.
El destino y los últimos acontecimientos habían dado un gran vuelco en mi vida que no sabía si seria capaz de superar algún día, pero nunca se puede evitar lo inevitable.
Fui al funeral de mis padres y los siguientes días estuve en las casas de mis amigas, aunque en el fondo me sentía un estorbo, alguien de quien los demás debían de cuidar porque no puede valerse por sí mismo. Parecía un fantasma ambulante, no quería comer ni salir, empecé incluso a enfermar. Sentían tristeza por mí, pero la tristeza se convirtió en pena, y por más que intentaran alegrarme, seguía sintiéndome mal. Era como si me hubiesen dado un gran golpe del que aún no me había logrado recuperar, y seguía tirada en el suelo sin fuerzas para levantarme. Pero todo aquello duro poco.

El Sr. Bonnet, un hombre inteligente que gracias a su lógica y capacidad había conseguido convertirse en un empresario multimillonario dueño de varias grandes empresas del país, hizo todo por mí durante aquellos días interminables. Era un viejo conocido de la familia y buen amigo de mi padre, aunque muchas veces me preguntaba cómo dos caracteres tan opuestos habían podido congeniar. Durante aquellos días, estuvo moviendo papeles y gracias a sus fuertes influencias consiguió que un pariente mío, mi abuela paterna que no recordaba haberla visto en ninguna ocasión ni haber oído hablar de ella, fuera quien me adoptaría. Y por lo visto vivía en Irlanda. El Sr. Bonnet apareció aquel día como siempre lo había recordado desde que tengo memoria. Con un impecable traje negro y su pelo ya encanecido por el paso de los años. Me miró de arriba a abajo, hasta que me sentí incomoda. No podía quitar la mirada de mi pelo negro y mis ojos azules. Finalmente sonrió.
-Eres la viva imagen de tu padre- noté un cierto tono de melancolía en su voz. No recordaba la última vez que lo había visto, pero era amigo de la infancia y se notaba que lo echaba de menos. Pero no tanto como yo.
-Buenos días, Sr. Bonnet- le di la mano e intenté parecer lo mas alegre posible.
-Toda esta semana he estado moviendo papeles para que tengas un buen futuro. Siento mucho lo que te ha pasado, tus padres eran muy buenas personas- le respondí con una mirada al suelo. Creo que entendió que no me apetecía hablar del tema.
-¿Qué es lo que va a pasar al final?
-¿Te gusta Irlanda?- ya empecé a entender por donde iba la cosa.
-Supongo que sí. He oído que es preciosa.
-Tienes a tu abuela paterna viviendo allí. Iras a vivir con ella.
-Nunca había escuchado que tuviera una abuela en Irlanda. Ni que incluso ella existiera, creía que estaba muerta.
- Tus padres no tenían muy buena relación con ella, por eso no te hablaron del tema, pero tú eres su nieta, y ha de hacerse cargo de ti. En tres días podremos coger un avión y marchar hacia allí. Podrá ser tu tutora legal.
-Tres días es muy poco. Necesito despedirme, voy a dejar toda mi vida atrás. Y además está el inglés…
-Eres una chica lista, no tendrás problemas.
-Si, seguro- le dije a desgana. Mis padres morían y debía de dejarlo todo atrás ¿Qué seria lo siguiente? Empezaba a odiar mi propia vida.
-Venga no estés tan triste- todo el rato intentaba animarme.
-Mis padres han muerto, se supone que debo de estar triste, no dando saltos de alegría.
-Ya veras como la vida te vuelve a sonreír.
-No creo que sea a mí. En pocos días lo he perdido todo, y ahora… ¿Por qué he de irme a Irlanda? ¡Yo quiero quedarme en Francia, en Paris!
-Eso no puede ser posible.
-Debo de tener algún otro familiar, yo no quiero irme.
-Lo siento Cristine, pero la decisión ya esta tomada y ya no se puede cambiar.
-¿Algo más?- le pregunte enfadada ¿Es que nadie me tenía en cuenta?
-Sí- empezó a rebuscar en su maletín y al final saco unos papeles con letra que reconocí- Este es el testamento de tus padres. Me ha sorprendido bastante que lo tuvieran pero en cierta manera es mejor- me entregó el papel y vi el testamento. Me lo dejaban todo. La casa, el dinero, todas sus pertenencias-. No podrás heredarlo todo ahora. El dinero permanecerá en el banco hasta que seas mayor de edad, y algún objeto podrás llevarte, pero no cojas muchas cosas que no todo cabe en las maletas- me quito el papel de las manos y lo volvió a examinar con detenimiento-. Por lo visto hay algo de tu madre que querían regalarte y en caso de muerte darte en seguida.
-¿Qué es?- empezó a sacar una cadena plateada de su bolsillo.
-Este colgante- me lo depositó en las manos con delicadeza. En aquel momento no lo entendí.
Fue entonces cuando me fije en él. De la cadena plateada colgaba un círculo de madera tallado a mano. Por los bordes estaba decorado con una especie de mandala y en el centro, rodeado por aquella bonita decoración, se encontraba un extraño símbolo que no lograba identificar pero que me era familiar.
-Perteneció a tu madre- fue lo único que se le ocurrió decirme. Me lo puse en el cuello y descubrí que era muy ligero, parecía como si flotara en el aire.
-¿Es celta?- pregunte indecisa.
-Creo que este símbolo se llama triskel. Era el símbolo más representativo de los celtas y si no recuerdo mal creo que representa al sol, su astro mas adorado. Por lo que pone aquí es una reliquia familiar que ha ido pasando de generación en generación.
-Parece valioso- lo mire con detenimiento. No recordaba haber visto a mi madre con aquel colgante.
-No es algo que se deba de llevar con cualquier cosa, ten en cuenta la de años que debe de tener.
-Pues yo lo llevare siempre- fue en aquel momento en el que decidí que lo llevaría siempre conmigo.
Todo empezó con aquel triskel…

En el avión me limite a mirar por la ventana, no quería ni tenia ganas de hablar con el Sr. Bonnet, por alguna razón no me inspiraba confianza. Supe enseguida cuando dejamos Paris atrás. La torre Eiffel, el arco del triunfo, el Louvre, Notre Dâme… Todo aquello era tan familiar para mí que sabía cuanto lo echaría de menos.
Me perdí en mis propios pensamientos, en todo lo que me había pasado en los últimos días. Cuando volví a darme cuenta, bajo mis ojos se extendían grandes explanadas verdes, bosques y prados. Irlanda me daba su particular bienvenida. Toqué el triskel para reconfortarme. Me daba miedo mi nueva vida.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/marta_val
Ninon kipi doll
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 105
Localización : Soul Society ^^
Empleo /Ocio : bruja de magia negra kukuku
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Sáb Ago 02, 2008 12:10 pm

Dios mio, aun me acuerdo cuando leiste esta historia delante de todos *___*
no me canso de leerla, a mi me encanta, tu vas a dedicarte a escribir, lo veo, lo veo...xD

_________________

Kipi Fans Club
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://soulsocietyparadise.forosactivos.net
Sayuri
Ninja friki
Ninja friki
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 172
Edad : 24
Localización : Inmersa en mi propio mundo de fantasia
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Sáb Ago 02, 2008 2:53 pm

Mersi Very Happy Embarassed
Cuelgo la segunda parte^^

Mi abuela paterna era una persona excéntrica obsesionada con el tiempo. A todas horas miraba su reloj de bolsillo y tenia las actividades y el tiempo milimetrados. Era como si cada segundo contara tanto como si la vida le fuera a ir en ello. La gran mansión, que era mi nueva casa, estaba situada en un pueblo cercano a Dublín. Me recordaba mucho a los palacios franceses, y no tardé mucho en descubrir que estaba llena de laberintos que llevaban a numerosas salas con objetos muy extraños que siempre despertaban mi curiosidad. De alguna manera fue como volverme a sentir en casa.
Ella era muy amable conmigo y siempre tenía una sonrisa para mí. Era evidente que éramos familia. Había heredado mis ojos azules de ella que le daban un aspecto dulce, y su pelo blanco recogido en un moño recordaba a la gente que ella ya era una persona mayor.
Por sorprendente que suene, nunca llegué a ver a ningún sirviente en la gran casa. Era como si las cosas se hicieran solas. Cuando me daba cuenta la comida ya estaba servida, o las camas hechas. Era algo raro, porque una viejecita no podía cargar con tanto trabajo ella sola. Parecía como si la casa tuviera vida.
Pero pasaron tres días y no le di más importancia al tema. Me enseño todo el pueblo, me rodeo de regalos caros e hizo que me volviera a sentir a gusto y, por fin volví a sonreír. Tal vez el cambio no había estado tan mal. Irlanda empezaba a ser mi hogar.

Y llegó el día mas temido. El instituto. Siempre me han horrorizado las cosas nuevas y ésta no fue ninguna excepción. El hecho de no conocer a nadie y no tener en quien confiar me horrorizaba. Debía de ser la nueva. Aquel día tardé mucho más de la cuenta en arreglarme. Todos tendrían una impresión de mí, y según cual fuera marcaría mi camino. Al final perdí el autobús y tuve que ir en mi nueva bicicleta. Me resultó fácil guiarme por el campus rodeado de jardines y con la estatua de San Patricio.
Me guié por los pasillos mirando los números de las clases a gran velocidad. Mi primer día y ya llegaba tarde. Al final encontré el numero veinticinco y entré cerrando la puerta tras de mí. Todo el mundo se giró hacia mí mirándome extrañados. Había llegado tarde, genial, mi vida en Irlanda empezaba a irse al garete.
Me fijé y vi que aquello era el laboratorio de física y que estaba interrumpiendo un experimento en el que los tubos de ensayo se estaban calentando a fuego lento. No supe que práctica hacían.
El profesor se me quedo mirando y al final se dirigió hacia mí.
-Tú debes de ser…
-Cristine Perault- le respondí apresurándome- Soy la nueva alumna- ¡Oh no! Mi inglés tenía un acento demasiado exagerado de francés. Se escuchó alguna risilla. Nunca se me han dado bien los idiomas, y desde que había llegado no había hablado aún inglés con nadie.
Me indicó mi sitio y me senté junto a una chica de pelo castaño claro que me dedicó una sonrisa.
-Hola, yo soy Claire, encantada de conocerte.
-Yo Cristine- intenté ser lo mas alegre posible- ¿No tienes… compañero de laboratorio?
-Mi amiga se fue recientemente, pero ahora puedes serlo tú.
-Mercí.
-Echas de menos Francia ¿verdad?
-No sabes cuanto- le dije sinceramente.
-Bienvenida a Irlanda, estoy segura de que te gustará.
-Eres la primera que me lo dice.
-No te preocupes por los demás- miró al resto de la clase-. Ellos no tienen ni idea de francés, es normal que tengas ese acento.
-¡Es demasiado exagerado!-me quejé.
-Conmigo corregirás el inglés, me caes bien.
-Thank you.
Con Claire me sentía a gusto, por fin hice una amiga, y no fue tan difícil como supuse. En el resto del día congenié bastante con las demás chicas de la clase, pero Claire no tardó mucho en hacerse mi mejor amiga. Íbamos juntas a todos los lados, y lo mejor de todo, empezaba a olvidar el dolor.

No llevaba ni una semana en el instituto cuando yendo hacia la taquilla me choqué con alguien que no distinguí a ver. Todos los libros se me cayeron al suelo y la misteriosa figura me ayudó a recogerlos sin rechistar. Cuando me levanté, no sé muy bien por qué me pasó pero, me quedé totalmente parada. Sentí incluso como mi corazón latía más rápido. A él pienso que también le paso lo mismo conmigo. Nunca le había visto por los pasillos y estaba como atontada. Su mirada verde me cautivo y era extraño como podía ser tan pelirrojo, pero contrastaba con él. Llevaba el pelo un poco largo y un gorro que le tapaba las orejas. Mi error fue que lo mire más de la cuenta, y volví a la realidad demasiado tarde., cuando me entregó mi carpeta.
-Esto es tuyo.
-Siento haberme chocado contigo…
-No pasa nada. Soy Peter.
-Eres nuevo ¿Verdad?
-Ya me he dado cuenta de que me mirabas demasiado, supongo que es porque no me habías visto nunca.
-Yo soy Cristine- me presenté antes de que dijera nada más.
-¿La francesa?- ese era mi mote.
-Sí.
De repente su expresión cambió totalmente cuando vio mi colgante de triskel.
-¿De dónde has sacado eso?- cogió la madera y la examinó detenidamente.
-Era de mi madre.
-¿Tu madre era irlandesa?
-No, mis padres eran franceses.
-¿Y por qué tienes este collar entonces?
-Ya te he dicho que porque era de mi madre. Y no sé porqué te estoy explicando todo esto, eres un desconocido.
-¿Sabes lo que es este colgante?
-Un triskel.
-Que ignorante puede llegar a ser la gente- murmuró.
-¿Qué me acabas de decir?
-¿Conoces el folklore de Irlanda?
-No llevo ni una semana viviendo aquí.
-Yo creo que te vendría bien saberlo. Hay una clase opcional que te iría bien para enterarte de lo que tienes entre manos.
-Tú no eres nadie para mandarme.
-Eso ya lo veremos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/marta_val
MatsuNagisa
Otaku medio
Otaku medio
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 43
Localización : En el mundo de Naruto...mola XD
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Sáb Ago 02, 2008 4:23 pm

Yo tambien recuerdo cuando lo leistes en clase. Y yo quieria que lo acabastes, no habia tiempo para el final! Bueno, se más o menos lo que pasa Laughing Ya quiero leer más, esta muy bien. Y normalmente no leo fanfiction es castellano(aparte de los lemons...tu sabes de que hablo Helena Wink), pero tengo que preguntar, tienes esto en fanfiction.net? Soy adicta de fanfics. Laughing

Matsu Nagisa
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sayuri
Ninja friki
Ninja friki
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 172
Edad : 24
Localización : Inmersa en mi propio mundo de fantasia
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Sáb Ago 02, 2008 4:24 pm

No, la verdad es que no suelo colga en internet, por miedo de que me roben las ideas:S
pero total como esta es uan version muy corta lo cuelgo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/marta_val
Ninon kipi doll
Admin
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 105
Localización : Soul Society ^^
Empleo /Ocio : bruja de magia negra kukuku
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Sáb Ago 02, 2008 4:30 pm

wiiixx, de verdad me encanta la historia *___* tengo ganas de leer el final, ya que en clase no lo pudiste leer TT___TT

_________________

Kipi Fans Club
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://soulsocietyparadise.forosactivos.net
Sayuri
Ninja friki
Ninja friki
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 172
Edad : 24
Localización : Inmersa en mi propio mundo de fantasia
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Sáb Ago 02, 2008 4:31 pm

Seguimos!!!!!!!!!

Cuando dijo eso me fui. Me había hecho enfadar ¿Pero quién se creía que era? Empezaba a hacerme preguntas personales, incluso me decía lo que tenía que hacer, quería decidir por mi. Mi encuentro con aquel Peter había sido todo menos agradable.
Aquel día volví a casa enfadada en la bicicleta, aunque bastante rato del trayecto fui caminando. Para colmo también estaba en mi misma clase y me intimidaba. No lo conocía casi nada pero ya lo odiaba.

Escuché un chirrido tras de mi. Me giré para ver lo que había sido y allí me lo encontré con su bici. Con su sonrisa irónica que no me apetecía nada ver en esos momentos. Había aparecido de la nada, no lo había visto antes. No le hice caso, pero si que note que cuanto mas cerca estaba de mi casa, mas se acercaba él. Al final me giré enfadada.
-¡Deja de seguirme!- le grité.
-Voy a mi casa.
-¡Me estas siguiendo!
-¿Tienes pruebas?
-No te soporto, déjame en paz.
-¿He de desviarme del camino para ir a mi casa porque tú lo digas?
-¿Verdad que no te gusta que te manden? Pues a mi tampoco me hace gracia que me digas lo que tengo que hacer.
-Aún no has entregado los créditos.
Me quedé blanca.
-¿Cómo lo sabes?
-Me lo suponía. Nunca está de más aprender.
-No me interesa aprender leyendas entupidas.
-¡¿Leyendas entupidas dices?! Escoge mejor tus palabras antes de hablar- por el rabillo del ojo vi que se dirigía hacia un pequeño bosque.
-¿No ibas a tu casa?- le pregunté viendo que estaba adentrándose en él como si nada. Vi que tenía bastante agilidad y que ya estaba acostumbrando a hacerlo.
-Es ahí mismo a donde voy- y desapareció ante mis ojos.

Durante el resto del día no deje de pensar en él. Nuestro encuentro no había sido casual y había llegado a ponerme de los nervios. Lo adiaba, lo adiaba y lo adiaba. Y lo peor de todo es que no me lo podía sacar de la cabeza ¿Pero qué era lo que me estaba pasando? Se suponía que no lo quería ver ni en pintura, me caía mal. Pero por mucho que lo intenté sus ojos verdes y sus cabellos pelirrojos como el fuego volvían a aparecer en mi mente. Con tanto lío en cabeza no me vi capaz de hacer nada, así que decidí ir a despejar la mente.

Ya me movía por la mansión como si la hubiera conocido desde pequeña, y me seguía aterrando que era demasiado grande tan solo para dos personas, y eso imponía.
Paseando por la planta cuatro vi una puerta que no había visto nunca antes. Era totalmente negra y tenía un tacto frío. Me entró un escalofrío que me recorrió todo el cuerpo al querer separar mi mano de su superficie. Me daba un poco de mala espina, pero aun así continué allí delante, la curiosidad me pudo y giré el pomo.

Una corriente de aire frío salió de allí dentro y me protegí, no volví a mirar hasta que no tuve valor. Ante mí había un pasadizo de paredes blancas que volvía a acabar en una puerta igual a la anterior. Cuando hice el primer paso, una hilera de antorchas se encendió.
El interior de aquella sala era bastante extraño. Miles de estanterías llenas de telarañas almacenaban libros y manuscritos antiguos. Muchos de sus títulos me atrajeron, pero tan sólo un libro capto mi atención. Era el que se encontraba en una pequeña mesa. Sus tapas eran de cuero negro y en ella estaba grabada una estrella de cinco puntas, un pentáculo. En cuanto abrí el libro una nube de polvo hizo que tosiera. Lo abrí al azar, pero el destino es así, y quiso que tocara aquella página. Pase los dedos con un poco de miedo por el dibujo, y me arrepentí un poco de hacerlo.
En él se veían reflejadas tres mujeres, las tres bellas, pero con la malicia escrita en su cara. Morena, pelirroja y rubia, las tres hermanas, las tres hijas de Satanás. Mi abuela coleccionaba libros de artes oscuras. Quise irme enseguida, pero para mi sorpresa una mano me giró antes.
-¡¿Qué estas haciendo aquí?!- gritó mi abuela. Sus ojos estaban llenos de ira. La dulzura del color azul había desaparecido.
-Tan sólo entré por curiosidad.
-¡Vete de aquí! No hay nada de tu interés.
-¿Por qué coleccionas libros del mal?
-Eso no te importa ¡Vete de aquí!
-Hay cosas que podrías explicarme.
-Pero no esto. No en este momento.
El clima de Irlanda es frío, y casi siempre hace viento o llueve. Pero fue tal la fuerza con la que sopló el viento que incluso dentro de esa cámara secreta noté su voz. Las luces de los candelabros empezaron a apagarse, y vi como mi abuela se asustaba.
-¡Hemos de salir de aquí! ¡Han venido!
-¿Quién ha venido?- le pregunte sin saber lo que decía.
-¡Corre!
Creo que fue por instinto más que por su orden la razón por la que corrí. Estaba muy asustada, y no sabía porqué, pero aquel libro había conseguido atemorizarme. Mi abuela cerró la puerta con una llave con el mismo símbolo que mi collar, un triskel, y me mandó que hiciera una maleta rápida.
-¡Hemos de irnos de aquí!- no paraba de gritar.
En esos momentos de confusión yo no entendía nada de la situación, pero hice lo que me dijo. Lo siguiente que pasó es que alguien nos impedía la bajada por las escaleras para ir a mi habitación.
Igual que en aquella ilustración del libro, allí estaban las tres hijas de Satán mirándonos con sus ojos inexpresivos, inhumanos y blancos. Vestían todas de negro y se quitaron la capucha a la vez para dejar ver mejor sus rostros. Mi abuela temblaba y me dio la mano.
-¡Vete de aquí, corre!
No recuerdo otra vez en la que haya corrido tanto. El cansancio podía conmigo, pero la supervivencia lo es todo en estos casos. Aquellas tres brujas fueron tras de mí. Iban como levitando y por el rabillo del ojo vi como me lanzaban rayos de luz roja, pero por suerte siempre he tenido buenos reflejos y conseguí esquivarlos todos.
-¡Ven aquí! No queremos hacerte daño, pequeña, tan solo queremos tu colgante- no paraban de gritarme.
Yo no les hacia caso e iba corriendo por los diferentes pasillos intentando despistarlas. Cuando me pareció que por fin que lo había conseguido, llegue al final de un corredor con la moqueta roja. Quise continuar, pero no había salida. Entonces aparecieron ellas, esta vez caminando lentamente hacia mí.
-Danos el colgante- dijo la morena.
Yo estaba horroriza, deseaba con todas mis fuerzas que todo aquello fuera solamente un sueño. Pero al final supe que no tenía escapatoria y que mi vida terminaría allí. Aquel colgante era mucho más que una reliquia familiar. Debía de serlo para que las tres hermanas hubieran venido desde el infierno para buscarlo.
-¡Entréganos el colgante!- me volvió a gritar.
En aquellos momentos hasta me costaba respirar del miedo que tenía. Opte por cerrar los ojos, así seria mejor. Los abrí un poco y vi que estaban muy cerca mí y que una de ellas empezaba a alargar su brazo para arrebatarme el triskel. Fue un movimiento reflejo, pero lo agarré y guardé entre mis manos. Gruñeron de rabia, y vi como se acercaba mi fin y en su mano se empezaba a formar una esfera roja. Me tapé la cabeza y empecé a llorar. Fue como si alguien escuchara mi suplica, pues las tres hermanas no me llegaron a atacar. Solamente oí sus gritos y alguien me cogió de la mano.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/marta_val
Sayuri
Ninja friki
Ninja friki
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 172
Edad : 24
Localización : Inmersa en mi propio mundo de fantasia
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Dom Ago 03, 2008 5:10 pm

Ya han pasao 24 horas y aqui nadie ha comentao :'C

Cuando volví a abrir los ojos me encontré en un bosque con Peter.
-¿Estas bien?- me miró directamente a los ojos para consolarme.
Yo no entendía nada de nada ¿Cómo podía ser que unas brujas venidas del infierno vinieran a por mí? Yo no había hecho nada malo ¿Por qué querían mi triskel?
-No entiendo nada.
-Gracias por salvarme- me sequé las lágrimas.
-No ha sido nada. No pensé que volvieran tan pronto.
-¿Quiénes eran?- sabía la respuesta a medias.
-Las tres hijas de Satán. Jessica la morena, Samantha la pelirroja y Verónica la rubia. Venían a por tu triskel, tu colgante.
-¿Pero para qué lo quieren? solamente es una reliquia familiar.
-Pues por eso mismo ¿En serio que no sabes nada de lo que tienes entre manos? Este es uno de los dos colgantes mágicos.
-¿Los dos… colgantes mágicos?
-Por lo visto no lo sabes. A ver… Desde tiempos inmemorables ha existido la magia, aunque esto no lo han sabido muchas personas. Se crearon dos colgantes mágicos que se debían de pasar de generación en generación. Se hizo un pacto con una familia de humanos, ellos serian los únicos que sabrían de la existencia de las criaturas mágicas y el colgante del triskel seria la prueba.
-El protector humano, es el protector de la magia; el protector mágico, es el protector del mundo humano-. Con esto se consigue un equilibrio con el que se debe de conseguir que los humanos no sepan de la existencia de los seres mágicos. Es un pacto que se hizo en la antigüedad.
-Pero… ¿Por qué vienen ellas?
-Es muy sencillo. Ellas tres son las hijas del diablo, tres brujas oscuras que lo único que quieren es guerra y sufrimiento. Si los dos colgantes caen en sus manos, podrán dominar tanto el mundo mágico como el humano, y la pena caerá sobre todos. Por eso los vuestros no han de saber nada- me explicó.
-¿Cómo es que sabes todo esto?- le pregunté. Peter era un chico normal que me sacaba de quicio, no encajaba en todo aquello.
Se quitó el gorro y ahogué un grito de sorpresa.
-Porque soy un elfo, y también el portador del otro colgante. Los dos somos los portadores mágicos.
-¿Un… elfo?-le pregunte desconcertada. Tuve la sensación de que todo aquello estaba siendo una broma pesada.
-Si, un elfo. Sé lo que estas pensando, pero estas orejas no son de goma.
-Pero como…
-Tengo poderes, puede leer tu pensamiento.
-¡Sal de mi mente ahora mismo!- le grite furiosa ¿Pero quien se creía que era? Ahora encima se metía en mis propios asuntos personales y en mi cabeza.
-Vale como tú quieras, pero déjame explicarte algo. Tú eres la heredera de este triskel, por lo tanto la protectora, y por eso has de venir conmigo.
-¿Y eso para qué? ¿Crees que tengo ánimos después de lo que ha pasado? De lo que le ha pasado a mi abuela…
-Tu abuela esta bien. Está al cargo de unos elfos curanderos.
-Y yo soy…
-Has de venir conmigo a Stonehenge para abrir los colgantes. Solo así las brujas podrán dejar de perseguirnos y la paz se restaurara por unos años. Cada vez que el colgante se traspasa, ellas vienen para buscarlo, sólo si los dos protectores lo abren antes de que hayan pasado dos semanas desde el primer ataque, el mundo volverá a la tranquilidad y el mundo mágico no será descubierto.
-Muy bien,- me quité el colgante y se lo entregué- todo tuyo. Llévatelo y ábrelo tú, no tengo tiempo para eso.
-¡¿Pero qué es lo que te pasa?! No puedo llevarme los dos colgantes sin más.
-Sí que puedes.
-No sé como abrirlo- me dijo insistente-. Tú tienes que venir conmigo para abrirlo.
-Yo tampoco lo sé- le respondí sinceramente.
-¿Estas de broma? Pero cómo…
-He obtenido el colgante porque mis padres murieron, hasta esta tarde no he sabido nada de esto ¿Quiénes eran ellos realmente?
-Tu padre debió ser el descendiente de una de las familias más legendarias, los Perault, los protectores del triskel del mundo mágico. Durante generaciones las dos familias han entrelazado su sangre, lo que quiere decir que se han unido, pero tu padre desobedeció y se casó con tu madre.
-Entonces… Por eso nunca escuché hablar de mi abuela.
-Para ella debió ser un disgusto.
-Un momento- en mi mente surgió una duda atemorizante- esto significa que tu y yo… ¡¡¡No!!!
-Ya hablaremos de eso después, pero ahora tienes que venir conmigo.
-No pienso hacer ninguna de las dos cosas, pero…- me tapo la boca y me cogió llevándome encima de él.
-¡¡¡Suéltame, pedazo de elfo idiota!!!- le chille dándole golpes en la espalda e intentando librarme de él, pero era fuerte.
-No escucho lo que dices,- se hizo el despistado- ahora hemos de ir a Stonehenge.
*
-Estoy cansada- le dije enfadada.
-Tan sólo llevamos cuatro días caminando.
-¡¿Y te parece poco?! ¡No pude ni despedirme! No me dejas ni descansar ¿Quién te has creído que eres?
-Un elfo que te obliga a ir con él.
-Jaja, que gracioso.
-¿Te das cuenta que de nosotros depende el destino del mundo?
-De lo que me estoy arrepintiendo es de que debería de haber corrido nada más verte en el bosque.
-Soy más rápido que tú- dijo orgulloso.
-Lo que tú digas- seguí ignorándole y como el resto de los otros días seguí caminando sin mirarle.
-Ahora en serio, date cuenta de la importancia de estos colgantes y de nosotros. Si no lo conseguimos, todos estamos perdidos.
-¿Por qué tenéis tanto miedo a que se descubra el mundo mágico?
-Porque sabemos que en cuanto los humanos sepan de nuestra existencia, no tendremos escapatoria.
-No os haríamos nada.
-No sabes de lo que es capaz tu especie- me dijo mirándome a los ojos.
-Ni tu la tuya. Ten en cuenta el esfuerzo que estoy haciendo a cambio de nada. Sabes que no me llevo bien contigo y que esto es muy raro para mí.
-Tu recompensa será la vida.
-¿Cada vez que se traspasa el colgante pasa esto?
-Por desgracia, sí. Es un fastidio tener que encontrar la formula para abrirlo ¿verdad?- reí.
-¿Tú ya la tienes?
-Creo que sí.
-¿Qué significa exactamente eso?- insistí.
-Significa que no es fácil hacerlo. Has de escuchar a tu corazón para poder hacerlo.
-¿Pero por qué se ha de abrir el colgante?
-Porque el triskel es la clave de la vida, de seguir en armonía sin ser descubiertos.
-La clave es el triskel- repetí para mi misma.

Los siguientes días mi relación con Peter cambió muchísimo. Pasó de ser un grosero cascarrabias a ser encantador y simpático, parecía otra persona, pero a medida que viajábamos me di cuenta de que lo que influía en su estado de ánimo era el entorno. No le gustaban las ciudades, era un elfo, un espíritu de la naturaleza encerrado entre edificios que retaban al cielo y fábricas que contaminaban. Su lugar estaba con los árboles, en el bosque.
Pero el momento más raro de mi vida, y últimamente no han sido pocos, fue cuando me dormí en Irlanda y desperté en Gran Bretaña. No sé cómo lo hizo, imagino que utilizó magia, pero no hubo nada de aviones por medio ni nada parecido, simplemente aparecí allí.
Mi viaje con Peter el elfo era cada vez más sorprendente y mágico. El despertarme en otra isla no me pareció tan extraño después de ver cosas tan raras como reales durante nuestro camino a Stonehenge.
Él se guiaba siempre por la naturaleza para encontrar el camino correcto incluso a veces llegué a pensar que podía escuchar los movimientos de la tierra o hablar con los animales, y no me equivocaba en absoluto. A veces llegue a envidiarle ya que yo no tenía ninguna habilidad en especial ¿Qué pasaría entonces si me encontraba con las tres brujas? Jessica, Verónica y Samantha no tendrían tanta piedad como la ultima vez, ni yo la misma suerte que me salvo en el ultimo segundo, pero Peter insistía en que mi tarea era encontrar la manera de abrir el triskel ¿Pero cómo abrir un trozo de madera? No paraba de pasarme por la cabeza el que todo aquello fuese una broma pesada, pero el peligro de que nos atacaran me devolvía a la realidad.
Era una sensación tan extraña el sentirme desaparecida, borrada del mapa. Y no podía dejar de pensar en mis padres y mi abuela, me lo habían ocultado todo. Yo era ahora la portadora de uno de los colgantes mágicos, y si desde pequeña lo hubiera sabido, todo hubiera sido muy diferente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/marta_val
MatsuNagisa
Otaku medio
Otaku medio
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 43
Localización : En el mundo de Naruto...mola XD
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Dom Ago 03, 2008 7:19 pm

No he comentado antes por que no estaba es casa, lo siento. Pero de verdad que mola Triskel, ya estoy colgada Laughing

Matsu Nagisa
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sayuri
Ninja friki
Ninja friki
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 172
Edad : 24
Localización : Inmersa en mi propio mundo de fantasia
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Dom Ago 03, 2008 7:44 pm

El final de la historia^^

-¿Qué pasará si las tres brujas deciden atacar?
-No lo harán, no aún- me contestó mientras caminábamos.
-¿No te importa que nos ataquen? Tú aún puedes hacerles frente, pero yo no.
-Yo puedo con ellas tres. Ladran mucho pero no muerden.
-Ya sé lo que estas intentando hacer- le contesté-. Quieres que solamente me centre en el colgante, pero también sabes que sin mí estamos perdidos ¿Crees que me quedare de brazos cruzados mientras ellas vienen a quitarnos los colgantes y tú intentas protegernos a los dos? No lo haré. Sé que son peligrosas.
-Vale, ya esta bien. Te lo explicare- no entendí nada de lo que me quería decir, pero le escuché-. Estamos seguros aquí, este bosque tiene una barrera mágica que para ellas es impenetrable. Hasta que no lleguemos a las proximidades del monumento no podrán acercarse a nosotros.
-¿Protección mágica?
-Hay una colonia de elfos no muy lejos de aquí, y las brujas no soportan tanta magia blanca junta. Es la protección perfecta.
-¿Todos los elfos sabéis hacer magia?
-¡Pues claro!, sino no perteneceríamos al mundo mágico.
-Y yo solamente soy una simple humana.
-¿Por qué piensas que vamos hacia allí? La portadora o portador el colgante por parte humana, tiene derecho a una vara, así que si querías pintar algo en todo esto, ya tienes una tarea que hacer.

Dell era un pueblecito que nunca olvidaré. Si intentará volver allí ahora mismo, seguramente no lo conseguiría. Los árboles formaban pequeñas casitas que surgían de las mismas raíces, y estaba dividido en varios niveles en los que se diferenciaban diferentes plataformas flotantes. Extraño pero agradable.
Peter me llevó hacia la casa más grande de todas. Mientras todos los elfos paseaban sin dejar de mirarme me sentí rara ¿Qué hacia una humana como yo en un sitio como ese? Desee tener orejas puntiagudas. Según Peter, yo era la segunda persona a la que se le permitía entrar en dominio elfo ¿Tan grave había sido la situación cuando mi padre fue el portador? ¿Y también ahora conmigo? Todo aquello no hacia más que confirmármelo.

No recuerdo cuando tiempo pase observando la vara de cedro después de marcharnos de Dell ¿Aquel extraño objeto bastaría para vencer a tres brujas salidas desde el mismo infierno?
-Quieres saber como funciona la vara ¿Verdad?- me sobresalté, no sabía que estaba allí.
-No hay que ser muy listo para adivinarlo, no tengo ni idea de qué tengo que hacer con esto.
-Tienes que sentir la energía fluir- me explicó.
-¿Y como se hace eso?
-Sintiendo la naturaleza.
-Vale, me he quedado igual.
Él se acercó más a mí.
-Tienes que tener tus cinco sentidos alerta, incluso intentar percibir cosas que normalmente no puedes sentir. Sólo así el poder vendrá a ti.

Y conforme iban pasando los días, y Stoneheim estaba mas cerca, mi miedo iba creciendo. Aún no sabía ni como utilizar la vara ni como abrir el triskel. Estaba convencidísima de que en cuanta saliésemos de los limites del bosque mi destino estaría perdido. Él en cambio parecía no tenerle miedo a nada. Tenia magia, sabía como abrir el triskel ¿Qué tenía yo en cambio? Nada.
Mi opinión sobre él cambio totalmente. Pase de odiarle a apreciarle, y a veces cuando hablaba con él me daba la sensación de que en el fondo no éramos tan diferentes, o mejor dicho, de que desde un principio había tenido una impresión muy equivocada de él.

Y por fin llegamos a Stonehenge. Había escuchado hablar de aquel famoso monumento miles de veces, pero nunca llegué a imaginar que tendría tanta relación con mi familia. Tuvimos la suerte de llegar de día, pero el elfo no me ocultó que las brujas llegarían con el crepúsculo ¿Por qué maldita razón los colgantes se debían de abrir con la luna llena? No paraba de preguntarme.
Y seguía en las mismas ¿Qué iba a ser de mí? De nosotros.
Me acerqué a Peter, últimamente me apetecía mucho hablar con él, aunque desconocía la razón intentaba ser lo suficiente ingenua para no darme cuenta. Me daba miedo pensar en que posiblemente no habría un mañana.
-Tengo miedo- le confesé.
-Eso es normal, pero recuerda que la respuesta está en tu corazón.
-Ojala hubiese tenido mas tiempo para prepararme. Así mi padre me explicaría su viaje y todo seria más fácil.
-Yo también estoy nervioso aunque no lo parezca.
-Eso es una novedad. Durante todo el viaje te has mantenido firme.
-Pues sí, yo también estoy un poco asustado, pero confío en ti, sabrás como abrir el triskel en el momento preciso.
-¿Y si no puedo?
-Podrás, todos pueden ¿Cómo vas con la vara?
-Creo que empiezo a sentir algo, pero es difícil cuando uno se encuentra en esta situación.
Miré hacia el sol que ya se estaba escondiendo por detrás de las montañas. Había llegado la hora, y con el crepúsculo el momento que más había temido durante las ultimas semanas. Mi reencuentro con las tres hijas de Satán.
-¿Estas preparada?- me dijo con una sonrisa para calmar la situación.
-He de estarlo, no hay otro remedio- hice una pausa bastante larga- ¿Sabes qué? En el fondo no eres tan terrible como pensé al principio, me equivoqué contigo.
-Disculpas aceptadas.
-Y también quiero que sepas, que haré todo lo pueda. Lo he hecho tarde, pero por fin he comprendido mi papel aquí.
El sol cayó y con él llegó la noche. Los dos nos dirigimos hacia las piedras levantadas allí desde hacia miles de años. Las nubes se disiparon y dejaron ver a una luna completamente llena y, sobrevolando los cielos, las tres hermanas hicieron acto de presencia. Tal como pensábamos.
No sé de dónde saqué tanta valentía, pero sujete fuertemente la vara, cerré los ojos y piqué con ella el suelo. Sentí la naturaleza, y una barrera se formó a nuestro alrededor en el momento en que nos veíamos atacados por tres bolas rojas de magia negra.
-No está mal para una principiante- me felicitó el. No pude hacer otra cosa que sonreír.
Mientras, ellas intentaban romper el muro que les impedía asesinarnos. ¿Qué se suponía que debía de hacer ahora? Peter lanzaba encantamientos que las aturdían mientras con la otra mano aferraba el colgante, estaba preparado para abrirlo, pero yo no. Me horroricé, no tenia ni idea de cómo hacerlo.
Mil dudas invadieron mi mente atormentándome, y fue el momento perfecto, ellas aprovecharon mi flaqueza para volver a atacarnos rompiendo la barrera.
Peter esquivó uno de los ataques que iban hacia él. La estrategia era muy clara. Primero acabarían con él, y cuando no hubiera nadie para protegerme entonces vendrían a por mí.
Los dos corrimos para protegernos de ellas detrás de las piedras mientras él lanzaba más encantamientos aún más fuertes y yo luz blanca, pero mi escasa magia no era comparable con la de ellas. Necesitaba saber como abrir el triskel, porque sino, el final no sería feliz para nadie. El tiempo se paró para mí. Cogí el colgante con delicadeza miré el signo que para entonces no había significado nada. Pensé en mis padres, en mi abuela, en todas las personas que habían muerto por defender aquellos colgantes. Y yo tenía una cosa muy clara, no pensaba añadirme a esa larga lista.
Escuché un gran estruendo. La piedra detrás de la que estaba escondida se rompió por arriba descargando piedrecillas sobre mí. Su ataque me había afectado indirectamente pero no me había hecho daño. Escuché un grito de dolor, y mis temores se confirmaron al ver a Peter tendido en el suelo con una herida en la pierna, no podía caminar.
Jessica se aproximó a él con poderío y una risita burlona, sus hermanas se limitaron a mirar. Si no hacia nada rápido Peter moriría y yo sería la siguiente. Se olvidaron completamente de mí y ese fue su error. Volví a coger la vara y les lance un fuerte rayo de luz derribándolas lejos.
Las lágrimas empezaron a caer por mis mejillas. Ya bastaba ¿Cuánta gente debía de sufrir más por mi culpa? No quería que nada de eso se repitiera. No quería pensar en estar maldecida. Y entonces fue cuando ocurrió.
Sentí que un pequeño corazón palpitaba mientras me acercaba a Peter llorando, pero aquel corazón no era el mío. Era el triskel ¿Ya estaba? ¿La clave era evitar el sufrimiento de más personas? Cogí el triskel con firmeza y me abracé a Peter susurrándole que aguantara, que pronto le curaría y que sabía lo que tenia que hacer. Cerré los ojos, no quería ver lo que pasaría si aquello salía mal.
Pensé todo lo que puede en mi deseo. Vi a mis padres sonriéndome, a mi abuela y a todos mis amigos desfilando fugazmente. Era mi vida pasando por mis ojos en pocos segundos. Y por ultimo vi a Peter. La primera vez que lo conocí, cuando me enfadé, cuando me salvó. Sobretodo vi sonrisas. Debía de salvarlo, debía de hacerlo, no podía permitir que muriera.
Me cogí fuerte a él, quería tenerle cerca si las cosas salían mal. No pensaba soltarlo. Su respiración era pausada, pero percibí que él también tenia el triskel entre sus manos y que estaba esperándome a mí.
-Te quiero- murmure con una sonrisa en los labios.
Entonces tuve que cerrar aún más fuerte los ojos porque aquello fue como una honda expansiva. Una explosión de luz de la que nosotros estábamos protegidos, pero de la que ellas no.
Escuché sus gritos de dolor maldiciéndonos y me aferré mas fuerte a él. Noté como también se abrazaba a mí. La explosión, la vuelta de las brujas al infierno por unos años, le estaba curando.

Cuando volví a despertar ya era de día y todo había pasado. Por un momento pensé que era un sueño, pero cuando mire mi mano y vi el triskel en ella mas luminoso que nunca comprendí que no.
Busque a Peter desesperadamente y lo encontré sentado mirando mas allá. Me levante lo mas rápido que pude y corrí hacia a él para abrazarlo. Cuando lo hice rompí a llorar otra vez. Ya no tenía heridas y estaba bien.
-Pensé que te perdía- le dije. Mi cabello moreno hondeaba en el viento- Tuve tanto miedo de perderte.
-Yo también a ti.
-Perdóname, perdóname por no haber encontrado antes la respuesta del triskel.
-Ya te lo dije- me sonrió y vi sus ojos verdes brillar mas que nunca-. La respuesta esta en tu corazón.
Me cogió y me beso dulcemente.

Después de aquello volvimos a Dell. Esta vez mi abuela estaba allí esperándonos. Nos habían preparado una fiesta magnifica para celebrar nuestro triunfo sobre las tinieblas.
Después de estar allí una semana, volví a Dublín. Mi marcha se justifico con un viaje sorpresa que me había hecho mi abuela para volver a Francia, para ver a mis amigos. Nadie hizo mas preguntas, todos lo creyeron ¿Quién iba a pensar que había estado con un elfo por los bosques salvando al mundo mientras ellos eran ajenos a todo?
Y ahora sigo mirando el triskel, mi triskel, esperando volver a ver a Peter aparecer en medio de los árboles recordando todo lo que viví junto a él, y siendo después de tanto tiempo, feliz.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/marta_val
MatsuNagisa
Otaku medio
Otaku medio
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 43
Localización : En el mundo de Naruto...mola XD
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Dom Ago 03, 2008 7:51 pm

Ya se ha acabado Sad Por que todas las cosas buenas tienen que acabar!? ...XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sayuri
Ninja friki
Ninja friki
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 172
Edad : 24
Localización : Inmersa en mi propio mundo de fantasia
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Dom Ago 03, 2008 7:53 pm

Hago una continuacion?XD
Lo que pasa que no se haria, esta hisroria ya la di por cerrada, pero supongo que puedo inventarme nada, aunque el verdadero triskel aun sigue n mi cabezaXD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/marta_val
MatsuNagisa
Otaku medio
Otaku medio
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 43
Localización : En el mundo de Naruto...mola XD
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Dom Ago 03, 2008 7:56 pm

Me gustaria una continuacion pero si no lo quieres hacer o te parece que no estaria tan bueno como el primero...Es decision tuya. Pero si lo haces, almenos sabes que lo voy a leer yo Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sayuri
Ninja friki
Ninja friki
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 172
Edad : 24
Localización : Inmersa en mi propio mundo de fantasia
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Dom Ago 03, 2008 7:58 pm

MatsuNagisa escribió:
Me gustaria una continuacion pero si no lo quieres hacer o te parece que no estaria tan bueno como el primero...Es decision tuya. Pero si lo haces, almenos sabes que lo voy a leer yo Very Happy
Gracias el apoyo, pero a algunas de mis historias les hago un final cerrado, con Melodía no, tngo ideas de como hacer una continuacion, peor no la voy a colgar porque e smuy larga y ademas aun no esta acabada, pero si s eme ocurre algun idea, te prometo que lo escribo Wink

Dejame inspirarme durante dos semanas de vacaciones y puede ser que vuelva con alguna historia nueva o con la conti de Triskel
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/marta_val
Sayuri
Ninja friki
Ninja friki
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 172
Edad : 24
Localización : Inmersa en mi propio mundo de fantasia
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Dom Ago 03, 2008 7:59 pm

MatsuNagisa escribió:
Me gustaria una continuacion pero si no lo quieres hacer o te parece que no estaria tan bueno como el primero...Es decision tuya. Pero si lo haces, almenos sabes que lo voy a leer yo Very Happy
Gracias el apoyo, pero a algunas de mis historias les hago un final cerrado, con Melodía no, tngo ideas de como hacer una continuacion, peor no la voy a colgar porque e smuy larga y ademas aun no esta acabada, pero si s eme ocurre algun idea, te prometo que lo escribo Wink

Dejame inspirarme durante dos semanas de vacaciones y puede ser que vuelva con alguna historia nueva o con la conti de Triskel
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/marta_val
MatsuNagisa
Otaku medio
Otaku medio
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 43
Localización : En el mundo de Naruto...mola XD
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Dom Ago 03, 2008 8:23 pm

Sayuri escribió:
MatsuNagisa escribió:
Me gustaria una continuacion pero si no lo quieres hacer o te parece que no estaria tan bueno como el primero...Es decision tuya. Pero si lo haces, almenos sabes que lo voy a leer yo Very Happy
Gracias el apoyo, pero a algunas de mis historias les hago un final cerrado, con Melodía no, tngo ideas de como hacer una continuacion, peor no la voy a colgar porque e smuy larga y ademas aun no esta acabada, pero si s eme ocurre algun idea, te prometo que lo escribo Wink

Dejame inspirarme durante dos semanas de vacaciones y puede ser que vuelva con alguna historia nueva o con la conti de Triskel

Pues ojala que encuentres algo de inspiracion durante tus vacacions Laughing
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sayuri
Ninja friki
Ninja friki
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 172
Edad : 24
Localización : Inmersa en mi propio mundo de fantasia
Fecha de inscripción : 31/07/2008

MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   Lun Ago 04, 2008 1:06 am

Gracias^^
Espero encontrarla, que quiero inventarme algo nuevoXD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/marta_val
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: By Sayuri: Triskel   

Volver arriba Ir abajo
 
By Sayuri: Triskel
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¿Conocéis estas marcas?
» Dinero de Alfonso XI (Burgos ??, 1330) variante triskel y roseta
» 2 Dólares (Dios Odín). Isabel II. Serie: Vikingos. Dioses, Reyes y Guerreros. Niue. Scottsdale Mint/ Scottsdale (Arizona) EEUU. 2015.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Soul Society paradise :: Fan fics y Fan arts :: Fan fics-
Cambiar a: